Viagra Cialis Levitra Kamagra

El diagnóstico y el tratamiento de la disminución de la libido

En el caso de la aparición de los síntomas de la disminución del deseo sexual es necesario pasar la sonsulatción del sexólogo y la inspección completa hormónica. Es obligatoria la determinación del nivel de la testosterona, de la prolactina y de las globulinas, que conexionan la testosterona libre. Los índices medios de la disminución de la libido son la disminución de la testosterona hasta los parámetros menos de 11 nmol/l y de la testosterona libre menos de 0,255 nmol/l.

La eficiencia del tratamiento depende de la detección de las causas auténticas de la disminución de la libido y de la observación del esquema del tratamiento, que se escoge individualmente en cada caso. La individualidad del tratamiento está relacionada con que la atracción sexual es símil al apetito, que depende no solo de la calidad de la comida preparada, sino también de los gustos de la persona. Es decir, la disminución de la libido puede ser causada por la expectativa elevada del contacto sexual, frecuentemente la expectativa puede ser demasiado elevada. Entonces, el objetivo de la terapia será la normalización de las expectativas.

Muchos matrimonies al vivir juntos un tiempo largo, han perdido el interés por el sexo, ya que el sexo para ellos se hizo monótono y muy a menudo pesado. Para devolver el deseo sexual se puede cambiar la situación en el dormitorio, escogiendo otro ritmo y la posición durante el contacto sexual o prestando más atención a las caricias durante el preludio.

Es importante que durante la disminución de la libido la pareja mantenga el deseo y la capacidad de expresar sus emociones fisicamente, es necesario hacerla cambiar de opinión a la pareja que las caricias no es la impertinencia y las conversaciones conjuntas, que se realizan en forma del diálogo, ayudarán a entender mejor los problemas de cada uno y escoger la táctica de su evitación.

Es necesario empezar de lo pequeño: de los toques suaves, besos ligeros y otras expresiones de la atención. Durante este período es preferable para la pareja dormir en las habitaciones diferentes, ya que a veces la disminución de la libido está condicionada con el que las personas no tienen tiempo para echar de menos los contactos corporales. En este caso la comprensión que los besos y otros signos de la atención son en primer lugar las muestras de la simpatía, pero no la señal para el sexo, que ayudan a evitar el nerviosismo. La lectura sobre el sexo o de otra literatura de contenido erótico por la tarde ayudan a tener intenciones necesarias, estando en el dormitorio. Muy a menudo la literatura y las películas del dicho género ayudan a superar la disminución de la libido, estimulando el deseo sexual.

Es necesario añadir el romanticismo en los procesos higiénicos en el baño. En primer lugar, el cuarto de baño debe ser cómodo y confortable, los productos para lavarse es necesario elegir con la añadidura de los aceites etéreos. Está bien tomar el baño juntos, poniendo las velas y al mismo tiempo haciendo el masaje uno al otro con la esponja.

La masturbación es un momento muy importante en la plega con la disminución de la libido. Es muy importante sentir de nuevo el deseo y satisfaciendo sensualmente a sí mismo, se puede conocer su organismo de nuevo. Con eso la masturbación puede ser conjunta, lo que ayudará a conocer mejor los deseos y las posibilidades de cada uno de la pareja. No hace falta pensar que este tipo del sexo es puerco y desmerecedor, cualquier actitud, que no tiene el caracter ilegal, que da la satisfacción sexual completamente es válida para devolver de nuevo la libido.

Si los medicamentos que usted toma, rebajan el deseo sexual, es necesario pedir al medico cambiar los medicamentos por los análogos, pero que no tengan tal efecto suplementario. La apatía, la vida casera, que se percibe como una carga, se hace la causa del estrés. Pero, ni una de las causas anteriormente mencionadas no debe impedir a la vida sexual sana, y ni un problema de los mencionados no es difícil de resover. Es necesario encontrar otra concepción de los asuntos que antes se pecibían como una obligación, por ejemplo, el control de los deberes de los niños o el trabajo de casa. El psicólogo, siendo una persona ajena, es capaz de sigerir como salir de una u otra situación con las mínimas pérdidas.

A menudo como resultado de las actividades similares el matrimonio se hace más próximo, lo que permite a la pareja determinar la causa de la disminución de la libido: la preocupación por los niños adolescentes, la necesidad del desarrollo profesional y otras causas. Y después de la armonización de las relaciones la vida sexual se arregla sin la toma de los medicamentos. Aunque en ciertos casos a los hombres se les prescriben la toma de las dosis pequeñas de la testosterona.