Viagra Cialis Levitra Kamagra

Disminución de libido

La disminución de libido – es la disfunción de la función sexual que se caracteriza por la inexpresividad de la pasión sexual. La disminución del deseo sexual puede ser provocada por las enfermedades generales del organismo, por las depresiones neuróticas, disfunciones endocrinos, por el efecto suplementario de ciertos medicamentos, por la patología innata, continencia sexual duradera, etc. Lleva a la alteración de la vida sexual regulada, al desarrollo de los fenómenos estacamientos en los órganos de la pelvis pequeña, a la depresión y los problemas graves psicológicos.

La libido o el deseo sexual depende de muchos factores: estado de humor, estado físico, emociones, el ambiente duarnte el contacto sexual y etc. En el caso de algunas personas la disminución de la libido puede observarse según la estación del año, el estado social y las insalubridades profesionales también pueden ejercer influencia sobre el deseo sexual.

Las causas de la disminución de la libido

Las enfermedades crónicas y agudas de los sistemas cardiovascular y digestivo, las patologías de los riñones y los pulmones pueden provocar la disminución de la libido temporal o permanente. Pero la andrología contemporánea nombra los factores psicológicos desfavorables como las causas más frecuentes de la disminución de la libido. De esta menera, las depresiones, la baja del humor, los estrés, la tensión excesiva mental y física, los problemas entre las personas y en familia son las causas de la disminución estable de la libido mucho más frecuentes que las enfermedades.

Durante la toma de los medicamentos del grupo de los antidepresivos, neurolépticos, hormonas femeninas y otros, la disminución de la libido puede aparecer en calidad del efecto suplementario. Después de la anulación o sustitución de los medicamentos el deseo sexual se reconstituye. Las disfunciones endocrinas o hormónicas que llevan a la disminución de la producción de la testosterona, pueden causar la ausencia total de la libido entre los hombres. La continencia prolongada de los contactos sexuales, el abuso del alcohol, el hábito de fumar y la alimentación deficiente, especialmente junto con otros factores, elevan la posibilidad de la disminución de la libido. En el caso de las anomalías del organismo se observa la disminución estable que no se somete a la terapia.

La libido, como todas las funciones sexuales del organismo, se controla por el sistema endocrino (un nivel normal de la testosterona en el suero de la sangre). La testosterona se produce en los testículos, cuyo funcionamiento se encuentra bajo el control del sistema hipotalámico-hipofisario. La erección y eyaculación también se regulan por el sistema nervioso central y periférico. Es decir, en el caso de aparición de alteración en funcionamiento de alguno de dichos eslabones ocurre la disminución de la libido.

Los síntomas de la disminución de la libido

Las alteraciones hormónicas, que llevan a la disminución de la libido de los hombres o a su ausencia total a menudo son las causas de la disfunción de la erección y de la eyaculación, y en los casos extremos causan la repugnancia al sexo. Frecuentemente a los hombres se les cambia el timbre de la voz por el más alto, falta abundancia de pelo propia al sexo masculino, la grasa se acumula en la zona de nalgas y caderas. A veces con la concentración baja de las hormonas masculinas puede formarse la atracción sexual hacia los individuos del mismo sexo. En este estado clínico es necesario descubrir las causas de la baja concentración de las hormonas masculinas. Las causas psicológicas tales como los estrés repetidos duraderos, el estado de alarma, el estado depresivo, los sufrimientos por los fracasos sexuales pueden provocar la disminución de la libido o la ausencia total del deseo sexual. La educación incorrecta de los chicos, basada en una rigurosidad excesiva puede causar la disminución de la libido ya en la vida mayor. Viendo la disminución de la libido, los hombres empiezan a buscar la causa en su pareja permanente, considerandola sexualmente no atrayente, formando por lo tanto los problemas sicológicos también en ella. A veces hacia la pareja se queda la simpatía platónica y visual, lo que permite mantener a las parejas unas buenas realciones en otras esferas de la vida.

Es decir, independientemente de las causas de la disminución de la libido, el hombre se mete en el círculo vicioso. La disminución inicial de la libido lleva a la reducción de los contactos sexuales, lo que termina con los fenómenos estancamientos en la zona urogenital y provoca la disminución secundaria de la producción de las hormonas, se añade la depresión secundaria y la irritabilidad.